Suelo 

El suelo es la parte más superficial de la corteza terrestre sobre la que se asientan animales y plantas, convirtiéndose en un recurso fundamental para todos ellos. En el caso de la vegetación el recurso vendrá dado principalmente por la disponibilidad de nutrientes y agua; y para los animales en forma de refugio y alimento (invertebrados). Por tanto, en la medida que es un recurso estratégico de comunidades animales y vegetales, se hace necesario conocer más acerca de las propiedades de los suelos, para entender mejor los seres vivos que sobre el se asientan.

Esta sección pretende ser una aproximación al conocimiento del suelo sobre el que se asienta la vegetación terrestre con el objetivo de conocer y medir las limitaciones que éste puede poner a su desarrollo. Este funcionamiento está íntimamente ligado no solo a propiedades físicas del suelo, sino también a propiedades biológicas como pueda ser su respiración. En esta sección se monitorizan variables que hacen referencia a las propiedades físicas del suelo: humedad, temperatura o la conductividad térmica. También se monitoriza una variable que integra a toda la actividad biológica que tiene lugar en en el suelo: la respiración. La respiración del suelo es el mejor indicativo de la vida que sobre él se desarrolla.

Aviso: El equipo de respiración del suelo está temporalmente fuera de servicio. Estamos trabajando para reactivarlo a la mayor brevedad posible. Disculpen las molestias.