Sedimentación en la Marisma 

La dinámica fluvial de los arroyos vertientes a la marisma ha sido alterada a lo largo de las últimas décadas debido en gran medida a las actuaciones en las cuencas de drenaje. Con el proyecto de regeneración hídrica y corrección de cauces esta dinámica se verá también afectada para aquéllas actuaciones previstas en el plan Doñana 2005.

Uno de los efectos más evidentes es el aporte continuo de sedimentos y la formación de importantes conos de deyección entorno a la marisma de El Rocío. En esta zona se pone de manifiesto un proceso de colmatación que debe ser evaluado no sólo sobre el terreno si no además mediante un estudio retrospectivo que muestre la velocidad de deposición de sedimentos y la relación con las aportaciones fluviales así como con la gestión de las cuencas de drenaje.

El arroyo del Partido presenta, salvo por su escasa pendiente, la estructura típica de una cuenca torrencial: con su área de recepción, su garganta y su primitivo cono de deyección. Con anterioridad a 1981 presentaba también un canal de desagüe, que era el encargado final de conducir sin sedimentos la corriente del arroyo a la marisma: el llamado caño del Ajolí. En 1982 la superficie que ocupaba el nuevo cono de sedimentación (el anterior se encontraba en el cauce canalizado en 1981) ha sido estimado en 14.72 ha; 29 en 1985; a 104 en 1993; 204 en 1996; 317 en 1997 y 381 en 1998 (Sendra Arce, 2002). El incremento del cono de sedimentación ha continuado y continúa de forma dinámica.

Merced a la disponibilidad de escenas procedentes de las diferentes fuentes de teledetección citadas se ha podido discriminar la deposición de sedimentos en la zona de estudio constatada por Sendra Arce (2002). Además han podido constatarse los cambios producidos en estos conos a lo largo de los últimos 30 años. Este aspecto resulta clave para determinar de forma cuantitativa el crecimiento de estos conos y de la influencia de las actuaciones del 2005 en la dinámica fluvial de estos arroyos.

La metodología planteada utiliza la banda 7 de los sensores Landsat TM y ETM+ (2.08 - 2.35 ?m) basados en la óptima discriminación espectral que existe en esta banda entre el mar y la playa (márgen y río), entre las dunas y los corrales y entre arenas y arcillas cubiertas por vegetación.

El análisis de los cambios llevado a cabo en este protocolo se efectúa para periodos de cada aproximadamente 5 años que se corresponde con la frecuencia establecida en el programa de seguimiento a largo plazo. No obstante, se utilizan también fechas anteriores con objeto de determinar cambios sustanciales en las dinámicas examinadas en periodos más extensos y poder así valorar la idoneidad de las metodologías.

Protocolo

Sedimentacion en la Marisma

Documentos