Water and Gas Fluxes

La cuantificación de los intercambios gaseosos (agua y CO2 principalmente) entre la vegetación y la atmósfera es reconocido como un requisito esencial para entender el papel que juega la biosfera en el cambio global. Estos intercambios gaseosos permiten conocer con precisión y en tiempo real el balance neto de estos gases, y por tanto estimar fácilmente aspectos tan relevantes como el hecho de que la vegetación o las masas de agua ejerzan de sumideros o fuentes de CO2, tasas de crecimiento de la vegetación, o estrés hídrico.

Para medir estos flujos se ha instalado un sistema conocido como Eddy-Covariance. Este sistema mide la concentración de agua y CO2 en la atmósfera con gran precisión; también mide la velocidad del viento, en las tres direcciones del espacio, con un anemómetro sónico. Esta medida de precisión del los flujos atmosféricos permiten conocer con una frecuencia de 10 medidas por segundo, la procedencia del CO2 y el agua, y por tanto estimar tasas de fotosíntesis o respiración de las comunidades sobre las que se ha instalado el equipo.