Description

La RBD está situada en el SW de la costa Atlántica de la Península Ibérica. Aunque la ICTS se limita espacialmente a la RBD, sus objetivos y actividades se han entendido siempre a nivel de todo el Espacio Natural de Doñana e incluso a la Comarca.

Doñana es, probablemente, uno de los espacios protegidos españoles más conocidos dentro y fuera de nuestras fronteras. El Parque Nacional suele considerarse compuesto por cuatro ecosistemas que, vistos desde la costa hacia el interior, son: Playas y Litoral, Dunas, Matorral con arbolado y Marisma. Dentro de ellos han sido descritos 21 biotopos diferentes, 11 de los cuáles son particularmente importantes debido a su singularidad en el contexto europeo: marisma de castañuela (Scirpus maritimus), marisma de almajo, lucios, caños, lagunas permanentes y temporales, vera (ecotono matorral-marisma), dunas móviles, monte noble, sabinar, brezal y monte blanco. 

En Doñana han sido inventariadas 1.535 especies de plantas. Dentro de las llamadas plantas superiores, plantas vasculares o Cormofitas, 9 corresponden a la división Pteridofitas y 1.033 a las Espermatofitas. De estas últimas, 9 se incluyen en la subdivisión Gimnospermas y 1.024 en las Angiospermas. Entre las plantas superiores están representadas 114 familias. Entre ellas destacan, por el número de especies encontradas, las Gramíneas o Poáceas (con 126 especies), Papilionáceas (116) y Compuestas (108).

La presencia de especies emblemáticas de fauna, como el Lince Ibérico, el Águila Imperial, la Malvasía Cabeciblanca o la Focha Cornuda, ha dado a Doñana su carácter de área de extraordinario interés faunístico. A esto se añade, por su cercanía a África y especiales características como extenso humedal rodeado de monte mediterráneo, que es una zona de paso de aves migradoras. Estas especies cada año se desplazan desde África a Europa y a la inversa, parando en Doñana para descansar, alimentarse y recuperar fuerzas después de haber pasado el estrecho de Gibraltar hacia el norte (en primavera), o preparándose para hacerlo hacia el sur (en otoño). Muchas de estas especies establecen además poblaciones estivales o invernantes en Doñana. En algunos casos esta área resulta de extraordinaria importancia para su conservación porque se establecen aquí, para reproducirse o invernar, una parte importante de los efectivos globales de esas especies en Europa. Así ocurre con algunas de las que vienen a reproducirse (Espátula, Garcilla Cangrejera, Morito) o a invernar (Ánsar Común). Otras utilizan Doñana en toda época para alimentarse, y se reproducen cuando las condiciones son favorables (Flamenco Rosado), o mantienen siempre, o algunos años, un elevado número de individuos: Calamón Común, Cerceta Común, Ánade Rabudo, distintas especies de garzas, etc.

Doñana también alberga una rica comunidad de invertebrados, cuyo catálogo aumenta día a día, aportando con frecuencia nuevas especies para Doñana e incluso para la ciencia.