Reserva Biológica de Doñana

La Reserva Biológica de Doñana (RBD) pertenece a la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), un instituto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Además de sus actividades de investigación, que representan su actividad principal, la Estación Biológica de Doñana tiene el deber legal de gestionar dos áreas de conservación fundamentales del Parque Nacional de Doñana: la Reserva Biológica de Doñana y la Reserva Biológica de Guadiamar. Estas dos reservas poseen el más alto nivel de conservación entre las áreas protegidas de Doñana: se dedican exclusivamente a la conservación de la vida silvestre y la investigación científica.

La Reserva Biológica de Doñana, propiedad del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), alberga 6.794 ha de bosques, matorrales, lagos y marismas temporales. La Reserva Biológica Guadiamar, propiedad del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), alberga 3.214 hectáreas de pantanos.

Debido a la extraordinaria biodiversidad y al destacado estado de conservación de sus ecosistemas, el Área Protegida de Doñana es un laboratorio de campo único para investigar la ecología, la evolución y el manejo de la diversidad biológica y el impacto del cambio global.

Gracias al apoyo brindado por el programa ICTS, la Reserva Biológica de Doñana proporciona a los investigadores que trabajan en Doñana alojamiento, laboratorios, equipos y espacio de oficinas; así como apoyo científico, técnico y logístico.